Contratación de un Director independiente para un grupo familiar

Mandato

Elegir al primer Director independiente para unirse al Consejo de Administración (exclusivamente familiar) y preparar el relevo generacional.

Reto : Preparar el relevo
Sector : Gran consumo/Distribucion
Servicios : Board Services

Contexto

  • Nuestro cliente es un grupo familiar del sur de Francia con una facturación de alrededor de 200 millones de euros repartidos de forma equilibrada entre tres actividades de servicios B2B
  • Es propiedad de la tercera generación de la familia y los accionistas son primos hermanos. En el Consejo de Administración hay cinco hermanos de la misma rama. Se llevan bien. Dos de ellos ocupan posiciones directivas en el Grupo, mientras que los demás trabajan con gran éxito en otros sectores
  • En estos momentos, hay que preparar el traspaso a la 4a generación, formada por diez primos hermanos, de los cuales dos están trabajando en el grupo. El primero, de 35 años, quiere asumir la dirección de la empresa. El segundo, de 30, prefiere crear start-ups en otros sectores más dinámicos y divertidos
  • El crecimiento de la empresa y el traspaso de poderes hace ver a los miembros del Consejo la necesidad de buscar talento externo a la familia. Buscan un Director independiente que les ayude a alcanzar su desafío. Pero si alguno de ellos propone a alguien, los demás tendrán siempre dudas sobre su neutralidad. Se decide contratar a una consultora especializada en contratación de directivos

Intervención de Eurosearch & Associés

  • E&A se reúne con los dos miembros de la familia que ocupan posición directiva para mostrarles sus conocimientos sobre empresas familiares, empresas medianas de su tamaño y el sector. Este primer contacto permite establecer un borrador del perfil del consejero
  • Una vez decidido, E&A se reúne con todos los miembros del consejo y el Director General adjunto del holding, que no es de la familia, para validar el perfil y definir los honorarios
  • El nuevo Director debería haber sido previamente Director de una empresa mediana y tener experiencia en cuestiones familiares, tener formación de “management”, disponibilidad y no depender de esta posición para sobrevivir. Debe ser lo suficientemente joven como para hacer de puente entre la 3a y la 4a generación
  • E&A identifica a los candidatos adecuados a través de su red y los evalúa con el doble reto de profesionalizar el consejo y respaldar la sucesión
  • Todos los candidatos tienen un gran nivel. Son las habilidades interpersonales y su carácter los que deben marcar la diferencia, puesto que integrar a una persona de fuera en un consejo tan hermético no es una tarea fácil

Resultados

  • El director elegido tiene 55 años. Vendió su negocio familiar y lo sustituyó por un holding familiar para respaldar los proyectos de emprendimiento de sus hijos
  • Dedica un tiempo considerable a conocer personalmente a cada uno de los miembros del consejo y cada accionista. Visita las instalaciones y se familiariza con los diferentes negocios con la ayuda del director general del holding. Se reúne con los miembros de la 4a generación que trabajan en el grupo
  • Enviado como mediador, resuelve un conflicto histórico residual con un accionista inactivo de la familia. De esta manera, permite simplificar la estructura jurídica y patrimonial del grupo.
  • Se encarga de dinamizar el grupo de los primos de la 4a generación reuniéndolos y haciéndoles trabajar en el proyecto de la empresa, el estatuto familiar, los desafíos del futuro, sus derechos y sus obligaciones
  • Además de sus habilidades interpersonales, su neutralidad y su sentido del interés general del grupo, logra ganarse la confianza de la familia a largo plazo. Gracias a esto, es capaz de profesionalizar las prácticas del consejo y ofrecer su apoyo al traspaso a la 4a generación